domingo, 13 de septiembre de 2009

El equilibrio entre lo laboral y personal


La búsqueda constante para conciliar la vida laboral y personal

Conciliar la vida laboral y personal es meta de todo trabajador. El equilibrio entre las actividades laborales y las que uno desea hacer para uno mismo; desde el estudio, algún deporte, salidas con amigos, etc.; es lo que busca toda persona para encontrarse en armonía consigo mismo.

Por otro lado, las mismas empresas son consientes que si sus trabajadores están contentos, los beneficios laborales serán mayores. Pero ahí mismo radica la dificultad para ellas ¿Cómo conseguir la motivación y compromiso de los trabajadores? Y uno de los aspectos para conseguir esto se relaciona directamente con la armonía de los trabajadores entre la vida laboral y personal.

Marcos Cristal, economista y consultor experto en estrategias, negocios y finanzas, ha escrito un libro sobre esta problemática laboral. Según su opinión, “en la vida todos estamos permanentemente haciendo equilibrio entre muchos factores, y hasta un experto en buscarlo y mantenerlo, como es un equilibrista de circo, tampoco logra conservarlo por mucho tiempo. El secreto de alcanzarlo está en saber y decidir cuándo subir a la cuerda, cuándo bajar, cuál de ellas elegir, de qué forma moverse.”

Me parece una opinión más que interesante que invita a la reflexión personal de todos los que estamos en busca de ese “equilibrio”.

De eso mismo se trata el libro “El Equilibrista”. Incluso, esta problemática de muchísimos trabajadores que se ven en la obligación de ir cediendo cada vez más espacio de su vida personal a la vida laboral por no poder encontrar el equilibrio, se ha instalado como tema preocupante en varias áreas de recursos humanos. Muchas de ellas concluyen que la situación es consecuencia de la flexibilidad laboral y la poca atención a la vida personal de los trabajadores.


El equilibrio entre lo laboral y personal

La tensión laboral ha acaparado casi toda la atención de las personas. Generalmente, en los contextos de crisis y destrucciones de empleos, es muy difícil poner freno a los requerimientos que los empleadores hagan. Con lo cual, los empleados terminan cediendo sus actividades personales para dedicarse más al trabajo, con el miedo a no hacerlo y verse sin trabajo.

En este panorama, el libro de Cristal pone de relieve unas preguntas muy interesantes que inducen al lector a repensar sobre su situación actual y cómo debe ser tratada esta problemática; ¿Es posible encontrar la felicidad en el trabajo? ¿Es responsabilidad también de las empresas lograr la felicidad de su gente? ¿Cuál es la pérdida económica que sufren las organizaciones por no ocuparse de la satisfacción de sus empleados? No sé qué opinan ustedes, pero en lo personal he pasado un momento muy importante en el que tuve que hacer una decisión entre estos dos aspectos, y lo importante fue pensar en la felicidad de uno. En definitiva, esto es lo primero y la esencia de la vida.

Por último, para aquel que esté interesado en este tema, el libro otorga algunas herramientas para sumar ideas a cada individuo y a cada empresa para que puedan emprender la búsqueda de sus propias respuestas sobre este “equilibrio”.

0 comentarios:

Publicar un comentario