viernes, 4 de diciembre de 2009

MARKETING DE GUERRILLA


El término Marketing de Guerrilla fue acuñado en 1984 por Houghton Mifflin, se define como la consecución de los objetivos de marketing planteados a través de métodos poco convencionales, invirtiendo más que dinero, energía, pasión y creatividad. Es la utilización del medio junto con el tiempo, esfuerzo y sobretodo imaginación con el fin de transmitir un mensaje publicitario, dejando al lado la necesidad de grandes presupuestos.

En un principio consistía en un conjunto de tips y armas para ser utilizados por pequeños negocios con recursos financieros limitados, para contraatacar las cuantiosas campañas publicitarias de las grandes empresas y multinacionales.

Hoy en día el bombardeo de mensajes publicitarios es constante, y los consumidores cada vez prestan menos atención a la publicidad. Esto ha provocado que los profesionales se den cuenta que no siempre es necesario realizar excesivas inversiones de dinero en un anuncio para generar imagen de marca, sino que utilizando técnicas poco convencionales se puede atraer gran atención hacia la marca.

Características del Marketing de Guerrilla:

· Está diseñado para empresas pequeñas (aunque como he citado anteriormente actualmente es utilizado por grandes empresas)
Con bajo presupuesto.

· Debe estar enfocado en la psicología humana, más que en la experiencia.
La experiencia es una habilidad adquirida por la repetición y constancia de realizar una tarea. El marketing de guerrilla se trata de crear algo nuevo.

· En lugar del dinero, la principal inversión es la imaginación, tiempo y esfuerzo propio.
Es barato, pero requiere quién lo haga.

· Debe crear relaciones nuevas, pero enfocarse a las ya creadas.
El 80% de las utilidades viene del 20% de los clientes. Generalmente estos son los que ya tienen confianza en la marca y repiten sus compras, además, son una de las mejores herramientas de marketing.

· El uso de la mercadotecnia tradicional y la tecnología para lograr que el mensaje llegue.
Dar uso a todos los recursos disponibles, el marketing de guerrilla no actúa solo.
Necesita una buena plataforma de cuál sostenerse.

Además de captar la atención del consumidor, se trata de captar la atención de los líderes de opinión y lograr que éstos escriban o generen “historias” paralelas alrededor de la idea, para producir el mayor impacto posible.

Puede decirse que todo es posible, aunque debe quedar muy claro que no se trata solamente de salir a la calle para pintar las paredes o gritar el nombre de la empresa. Lo fundamental en este tipo de acciones de marketing es que exista una estrategia planeada en función de unos objetivos, en términos del valor del sitio o del producto; que el mensaje conecte con el público objetivo, en función de sus intereses y la forma en que están expuestos tanto a los medios online como convencionales; que dicho mensaje tenga una proporción de valor o beneficio para ellos; y por último, que sea creativo y llegue al receptor de una manera original.

Las oportunidades que brinda este sistema publicitario son los escasos recursos económicos necesarios y el gran impacto que genera sobre el consumidor, la mejora de la imagen, el eco en los medios y el boca-oreja, así como un sentimiento de confianza y de proximidad entre la marca y el consumidor final.

El marketing de guerrilla atrae la atención de los consumidores mediante la sorpresa y sucesos extraordinarios, pero esta característica puede convertirse en su principal riesgo, ya que en muchas ocasiones se rozan los límites de la legalidad y de la aceptación. Irritar, asustar o desconcertar a los consumidores es muy llamativo, pero hay que tener cuidado pues en muchas ocasiones se pueden generar percepciones negativas hacia la marca, también se puede llegar a producir propaganda negativa de la marca, sanciones legales o económicas y un bajo alcance de la acción.

Son muchos los ejemplos de éxito de este tipo de marketing, aquí os menciono algunos muy interesantes.

- En las navidades pasadas, se tiraron al suelo 8.000 carteras vacías de dinero en medio de una de las calles más comerciales de Manhattan. Cuando los curiosos paseantes recogían y abrían la cartera sólo encontraban una tarjeta que te invitaba a abandonar la vorágine consumista de esos días y hacer un donativo en CharityCounts.com.

- En la siguiente fotografía se muestra como alguien aprovechó unos separadores de hormigón para anunciar su clínica dental.



- - ¿Alguien pidió una pizza?


- Toblerone convirtió un aparcamiento de bicicletas en una chocolatina.


- Match.com utiliza unos baños públicos para publicitarse.

Pero no todas las campañas han sido exitosas, algunas han supuesto verdaderos fracasos o simplemente, pasaron sin llamar la atención.

- ¿Qué anuncia? En una de las imágenes aparece una copa de Martini, por lo que podríamos pensar que se trata de una bebida, de un bar o de algo parecido… pero no. Según un comentario en el post de AdRants, se trata de una campaña de Mother London para Windex, una marca de limpiacristales.

- La campaña realizada para la serie Aqua Teen Hunger Force de un canal de dibujos animados de EEUU fue confundida con un ataque terrorista. El resultado, la indignación de los ciudadanos de Boston, el establecimiento de acciones legales por el costo del operativo de emergencia y el arresto de los 2 muchachos contratados para colocar los artefactos.

La famosa serie de televisión Los Simpsons lanzó ésta campaña publicitaria para promocionar su llegada a las pantallas, la campaña levantó cierta polémica, los miembros de la Federación Pagana, que protege hallazgos arqueológicos no entienden que se haya autorizado.


0 comentarios:

Publicar un comentario